This website uses cookies to technically implement the functions of our site. With your consent, we also use third-party services to improve the functionality of our website as well as for performance analysis and targeting/advertising purposes, which help us to improve our website. By clicking on "Accept all cookies" you declare your consent, which can be revoked at any time. Further information, in particular on the storage period and recipients, can also be found in our data protection notice & cookie policy.

21 December 2016

La Calidad, variable de peso en la función de la Innovación Sostenida y Transversal

Si buscáramos en las organizaciones la función estadística de innovación f (Y), donde Y=Innovación, nos encontraríamos con que una de las variables con mayor peso es la Calidad.

La Calidad en su sentido amplio, tiene una capacidad transversal que orienta toda la organización al cliente, su satisfacción y experiencia positivas, que fomenta que la compañía esté en continuo aprendizaje, mejorando de forma creativa y continua dando respuesta a demandas retadoras en eficiencia, coste, y por tanto necesariamente en innovación.

En algunas organizaciones las actividades de innovación son asignadas de forma exclusiva y aislada a áreas de tecnología donde se reservan espacios, personas y presupuestos específicos para innovar. Sin embargo, este aspecto es sin duda limitante a la hora de impulsar la cultura de la innovación a lo largo de toda la organización.

La mayoría de las innovaciones surgen de una búsqueda deliberada y consciente de oportunidades de innovación y éstas se producen a lo largo de toda la cadena de valor. Para hacer efectiva esta innovación transversal y sostenida, es necesaria la creación de un entorno adecuado y estimulante que lo haga posible. Este entorno debe de proteger e impulsar la creatividad, apoyar el ingenio y facilitar la innovación. Y para ello, la aceptación del error es clave, así como el respeto y el reconocimiento al mérito creativo individual y de grupo cuando se generan, se diseñan y se desarrollan las ideas; porque no estamos hablando de inspiraciones esporádicas, sino de la necesidad de contar con un Sistema de Gestión de la Innovación, que “entregue” soluciones sostenidas y que forme parte del ADN de la organización.

imagen-innovacion

 

 

 

Para lograr todo esto, no cabe duda que la “salud” de la organización en términos de calidad y gestión es imprescindible. La inspiración y creatividad y su desarrollo a través del ingenio, suele darse cuando la mente y la “casa”, están despejadas. Y ahí es cuando la variable Calidad muestra su gran peso en la función de Innovación: la Calidad como estrategia de gestión y como catalizador de la innovación en las organizaciones.

Los valores de Transcom son la pasión, la excelencia y la innovación y sin duda, éste último no sería posible sin los dos primeros, sin un sentimiento positivo hacia lo que haces en primer lugar y el enfoque hacia el máximo estándar de calidad como resultado, la excelencia. Por ello, en Transcom la calidad es un factor estratégico y un instrumento proveedor de un marco de trabajo basado en metodologías de diseño, desarrollo y despliegue de innovación a lo largo de toda la organización.

Como decía Peter Drucker: “La creatividad es el resultado de un duro y sistemático trabajo". Para la ejecución de ese “trabajo duro” necesitamos que nuestros equipos cuenten con competencias relacionadas con la creatividad y el ingenio. La sistemática nos lleva a pensar en gestión por procesos, ágiles y flexibles, y una sistemática valiente, sin miedos, que incorpore el error como fuente de conocimiento e inspiración para la mejora. Y por último, con resultados… y esto nos lleva al liderazgo y la dirección organizativa para la construcción de un entorno y un marco de trabajo que nos lleve realmente a conseguir llevar la Innovación en nuestro ADN de compañía.